Archivo de la etiqueta: zen

La Sal de la Vida

510842-1921

Un anciano maestro estaba ya cansado de escuchar las constantes quejas de su discípulo, así que pensó que debía enseñarle algo que le hiciera recapacitar.
Una mañana le pidió que le trajera sal y cuando regresó, el maestro le dijo que echara un puñado en un vaso de agua y que, a continuación se la bebiera.
—¿Cómo sabe ahora el agua? —preguntó el sabio anciano.
—Muy salada, —respondió el discípulo poniendo cara de asco.
Aguantándose la risa el maestro le indicó que repitiera la acción, pero en lugar de tirar la sal en un vaso lo hiciera en un lago. Caminaron sin prisas hacia un gran lago situado en Sigue leyendo

Oración Budista

1546347_514924318624333_737249263_n

Con nuestros pensamientos creamos nuestro mundo.
Nuestra mente es su fundamento,
y preceden a nuestras acciones.
Habla o actúa con una mente pura y la felicidad te seguirá
como una sombra que nunca te abandona.
Que pueda haber alegría en el mundo,
de abundante cosecha, y riqueza espiritual.
Que toda buena fortuna suceda,
y puedan ser cumplidos todos nuestros deseos.
Mientras perdure el espacio, mientras existan seres sintientes,
hasta entonces, pueda yo también permanecer,
para poder eliminar el sufrimiento del mundo.

Cuando el alumno está preparado aparece el maestro

Shaolin-Monk-001
Reflexión sobre el significado de las cuatro palabras clave de este antiguo proverbio zen:

ALUMNO
Sé un alumno. Permanece abierto y dispuesto a aprender de todos y cada uno. Ser alumno significa tener espacio interior para un nuevo saber. Cuando estás verde creces y cuando estás maduro te pudres. Cuando sepas de corazón que cada persona que encuentras en la vida tiene algo que enseñarte, podrás aprovechar al máximo lo que esta te ofrezca.

PREPARADO
Sé un alumno dispuesto. Como alumno, case sabes que todos y todo pueden de algún modo ser tus maestros. Como alumno dispuesto, ansías lo que todos y todo pueden ofrecerte. El “giro equivocado” que te lleva a un lugar nuevo e inesperado es una oportunidad para crecer. Preparado significa dispuesto. Disposición genuina y auténtica. Cuando estés así dispuesto, descubrirás a tu propio maestro personal.

MAESTRO
El maestro está en todas partes. La ayuda que necesitas será facilitada por el universo en cuanto conviertas tu preparación en disposición. En cuanto estés dispuesto, encontrarás maestros en cada rincón de tu vida. El maestro puede muy bien ser un alma Sigue leyendo

Kí (Aliento vital)

io chi sono

Ahora y siempre, es necesario retirarse a sí mismo entre las montañas profundas y los valles escondidos para reintegrar la unión al origen de la vida.
Aspira y déjate elevar hasta el final del universo; expira y trae el cosmos de vuelta contigo. Después, aspira toda la fertilidad y la vitalidad de la tierra. Finalmente, une la respiración del cielo y la de la tierra con la tuya propia, llegando a ser la Respiración de la Vida misma. Sigue leyendo

Cada uno con su destino (Cuento zen sobre la búsqueda de la felicidad)

 Un samurai, conocido por todos por su nobleza y honestidad, fue a visitar a un monje zen en busca de consejos, no obstante, en cuanto entró en el templo donde el maestro rezaba, se sintió inferior, y concluyó que a pesar de haber pasado toda su vida luchando por la justicia y la paz, no se había ni tan siquiera acercado al estado de gracia del hombre que tenía frente a él. 

-¿Por qué me estoy sintiendo tan inferior? – le preguntó, no bien el monje hubo acabado de rezar. – Ya me enfrenté muchas veces con la muerte, defendí a los más débiles, sé que no tengo nada de qué avergonzarme. Sin embargo, al verlo meditando, he sentido que mi vida no tenía la menor importancia. Sigue leyendo

La taza vacía (Cuento Zen)

Un importante catedrático universitario se encontraba últimamente en extraños estados de ánimo: se sentía ansioso, viagra 40mg infeliz y si bien creía ciegamente en la superioridad que su saber le proporcionaba, no estaba en paz consigo mismo ni con los demás. Su infelicidad era tan profunda cuan su vanidad. En un momento de humildad había sido capaz de escuchar a alguien que le sugería aprender a meditar como remedio a su angustia. Ya había oído decir que el Zen era una buena medicina para el espíritu.

Sigue leyendo