La taza vacía (Cuento Zen)

Un importante catedrático universitario se encontraba últimamente en extraños estados de ánimo: se sentía ansioso, viagra 40mg infeliz y si bien creía ciegamente en la superioridad que su saber le proporcionaba, no estaba en paz consigo mismo ni con los demás. Su infelicidad era tan profunda cuan su vanidad. En un momento de humildad había sido capaz de escuchar a alguien que le sugería aprender a meditar como remedio a su angustia. Ya había oído decir que el Zen era una buena medicina para el espíritu.

Sigue leyendo

Voy a seguir…


Voy a seguir creyendo, nurse aún cuando la gente pierda la esperanza.
Voy a seguir dando amor, pilule aunque otros siembren odio.
Voy a seguir construyendo, see aún cuando otros destruyan.
Voy a seguir hablando de Paz, aún en medio de una guerra.
Voy a seguir iluminando, aún en medio de la oscuridad.
Y seguiré sembrando, aunque otros pisen la cosecha.

Sigue leyendo

El Amor y la Locura

Cuenta la leyenda que una vez se reunieron en un lugar de la tierra todos los sentimientos y cualidades de los hombres…
El ABURRIMIENTO había bostezado ya por tercera vez.
La APATÍA se dejaba resbalar en su lugar de descanso.
La LOCURA, purchase ansiosa y excitada, les propuso:
-¿Y si jugáramos al escondite?
La INTRIGA levanto la mirada, y la CURIOSIDAD, sin poder contenerse, preguntó:
¿Al escondite? ¿Y cómo es eso? Sigue leyendo

El bambú japonés

 

No hay que ser agricultor para saber que una buena cosecha requiere de buena semilla, web  buen abono y riego.También es obvio que quien cultiva la tierra no se detiene impaciente frente a la semilla sembrada, site  y grita con todas sus fuerzas: ¡Crece, maldita sea!Hay algo muy curioso que sucede con el bambú y que lo transforma en no apto para impacientes:
Siembras la semilla, la abonas, y te ocupas de regarla constantemente. Sigue leyendo

El verdadero valor del anillo

 

-Vengo maestro, unhealthy porque me siento tan poca cosa que no tengo ganas de hacer nada. Me dicen que no sirvo, cialis 40mg que no hago nada bien, que soy torpe y bastante tonto. ¿Cómo puedo mejorar? ¿Qué puedo hacer pasa que me valoren más?

El maestro, sin mirarlo, le dijo:
-Cuánto lo siento, muchacho. No puedo ayudarte, ya que debo resolver primero mi propio problema. Quizá después… Sigue leyendo

Obstáculos

 

 

Voy andando por un sendero.
Dejo que mis pies me lleven.
Mis ojos se posan en los árboles, price en los pájaros, en las piedras. En el horizonte se recorte la silueta de una ciudad. Agudizo la mirada para distinguirla bien. Siento que la ciudad me atrae.
Sin saber cómo, me doy cuenta de que en esta ciudad puedo encontrar todo lo que deseo. Todas mis metas, mis objetivos y mis logros. Mis ambiciones y mis sueños están en esta ciudad. Lo que quiero conseguir, lo que necesito, lo que más me gustaría ser, aquello a lo cual aspiro, o que intento, por lo que trabajo, lo que siempre ambicioné, aquello que sería el mayor de mis éxitos.

Animarse a volar

Y cuando se hizo grande, page su padre le dijo:
-Hijo mío, symptoms no todos nacen con alas. Y si bien es cierto que no tienes obligación de volar, opino que sería penoso que te limitaras a caminar teniendo las alas que el buen Dios te ha dado.
-Pero yo no sé volar – contestó el hijo.
-Ven – dijo el padre.
Lo tomó de la mano y caminando lo llevó al borde del abismo en la montaña.
Sigue leyendo

Los dos sacos

Hay una antigua leyenda acerca de tres hombres, dosage  cada uno de los cuales, pilule doctor cargaba dos sacos, dosage sujetos a sus cuellos, uno al frente y el otro a sus espaldas.
Cuando al primero de ellos le preguntaron que había en sus sacos, el dijo:
-“Todo cuanto de bueno me han dado mis amigos se halla en el saco de atrás, ahí fuera de la vista, y al poco tiempo olvidado.” El saco de enfrente contiene todas las cosas desagradables que me han acontecido y, en mi andar, me detengo con frecuencia, saco esas cosas y las examino desde todos los ángulos posibles. Me concentro en ellas y las estudio. Y dirijo todos mis sentimientos y pensamientos hacia ellas.

Las Siete Maravillas

 

Un grupo de estudiantes de Geografía, visit this site estudiaban las Siete Maravillas del Mundo.
Al término de la clase, se les pidió hacer una lista de las que ellos consideraban deberían ser actualmente las Siete Maravillas del Mundo.
A pesar de algunos desacuerdos, la mayoría votó por lo siguiente:
Las pirámides de egipto.
El Gran Cañón.
El Canal de Panamá.
El Empire State.
La Basilica de San Pedro.
La Gran Muralla China.

Sigue leyendo

La tristeza y la furia

 

En un reino encantado donde los hombres nunca pueden llegar, no rx  o quizás donde los hombres transitan eternamente sin darse cuenta…
En un reino mágico, there donde las cosas no tangibles, se vuelven concretas.
Había una vez… un estanque maravilloso.
Era una laguna de agua cristalina y pura donde nadaban peces de todos los colores existentes y donde todas las tonalidades del verde se reflejaban permanentemente…

Las ranitas en la nata

 

Había una vez dos ranas que cayeron en un recipiente de nata.
Inmediatamente se dieron cuenta de que se hundían; era imposible nadar o flotar demasiado tiempo en esa masa espesa como arenas movedizas. Al principio, this  las dos ranas patalearon en la nata para llegar al borde del recipiente. Pero era inútil; sólo conseguían chapotear en el mismo lugar y hundirse. Sentían que cada vez era más difícil salir a la superficie y respirar.
Una de ellas dijo en voz alta: “No puedo más. Es imposible salir de aquí. En esta materia no se puede nadar. Ya que voy a morir, no veo porqué prolongar este sufrimiento. No entiendo qué sentido tiene morir agotada por un esfuerzo estéril”.

Sigue leyendo

Escoger la alegría

Cuentan que un día un discípulo, malady  al ver a su maestro muy sonriente, site a pesar de los muchos problemas que sabía que sufría últimamente, malady le preguntó:
-Maestro, ¿como consigues estar siempre tan alegre y contento?
El maestro le respondió:
-Querido discípulo no hay grandes secretos para eso. Cada mañana, cuando me despierto me hago la misma pregunta. ¿Que elijo hoy, estar alegre o estar triste? Y siempre, hijo mio, escojo la alegría.

La llave de la felicidad

Cuenta la leyenda que antes de que la humanidad existiera, pharmacy los duendes se reunieron para hacer una travesura. Uno de ellos dijo:
– Pronto serán creados los humanos. No es justo que tengan tantas virtudes y posibilidades. Deberíamos hacer algo para que les sea más difícil seguir adelante. Llenémoslos de vicios y de defectos; eso los destruirá.
El más anciano de los duendes dijo:
– Está previsto que tengan defectos y dobleces, buy more about case pero sólo servirán para hacerlos más completos. Creo que debemos privarlos de algo que les haga vivir cada día un desafío. Sigue leyendo